ROAD TEST

LAND ROVER DISCOVERY SE 2019

(All New)
Marzo 2019
Por: Edwin Derteano

Lujo en todo terreno

La Segunda Guerra Mundial mostró que un vehículo robusto y ligero, con tracción en las 4 ruedas, podía ser de gran utilidad en el campo de batalla moviéndose sobre todo tipo de terreno: barro, nieve, pendientes e incluso jalando un tráiler con un cañón ligero o ametralladora. Terminado el conflicto y abierto este nicho, Land Rover de Inglaterra decidió fabricar un vehículo similar y construyó partes de la carrocería, sobre todo guardafangos, en aluminio, evitando de esa forma la corrosión que produce el salitre de la tierra en el fierro.

Land Rover tuvo éxito con este vehículo en su mercado y siguió evolucionando hacia vehículos un poco más grandes y complejos. En 1994, BMW necesitaba producir una SUV porque, con preocupación, detectó que un porcentaje interesante de consumidores de sedanes de lujo estaba migrando hacia SUVs lujosas que no tenía. Para no partir de cero y reducir su proceso de aprendizaje, decidió comprar Land Rover y la tuvo hasta el año 2000, en que Ford, en su afán de producir una mayor cantidad de vehículos, le plantea comprarle Land Rover. La marca norteamericana la tuvo hasta el 2008, año en que la vende al conglomerado industrial hindú TATA, que la mantiene hasta la fecha.

A lo largo de estos matrimonios Land Rover se fortaleció tecnológicamente, mejorando considerablemente su producto. Su entorno de investigación, desarrollo y producción se mantuvo en Inglaterra. Recientemente, con una inyección financiera del gigante hindú ha mostrado un crecimiento sostenido y una mejora constante en su tecnología y calidad, como lo pudimos apreciar probando la Discovery SE, por cortesía de Manasa, representante de la marca en Perú.

EL DISEÑO
La creciente necesidad de fabricar vehículos que consuman menos combustible y produzcan menos contaminación, también ha generado cambios en la Discovery. El primero ha sido un retoque aerodinámico, volviendo redondeadas las líneas angulosas del modelo anterior e inclinando un poco más el parabrisas. El resultado es un vehículo aerodinámico, de formas redondeadas y atractivas, con techo panorámico (doble sunroof).

En cuanto al peso, se ha producido un ahorro de 400 kg sin perder rigidez al utilizar una carrocería autoportante de aluminio. La Discovery tiene un largo de 4.97 m que le permite una tercera fila de asientos, obteniendo una capacidad total de 7 ocupantes, incluyendo el conductor. A pesar de ser un vehículo largo, pesa solo 2,223 kg.

TREN MOTRIZ Y DIRECCIÓN
El motor es un V6 de 2,995 cc que produce una potencia de 340 hp con un torque de 45.9 kg.m. No es turbo, es sobrecargado: el compresor es movido mecánicamente por el mismo motor y no por los gases de escape, como en el caso del turbo. Por lo tanto, entrega la potencia inmediatamente, no requiere cargar primero presión de gases de escape para activar el turbo (turbo lag).

El motor está acoplado a una caja automática secuencial con paddle shift de 8 velocidades; la tracción es tipo AWD y la caja de transferencia que reparte la tracción entre las ruedas delanteras y traseras, tiene la opción de reducción, cuando se requiere más fuerza que velocidad.

La dirección es eléctricamente asistida, con endurecimiento a medida que se incrementa la velocidad. El timón forrado en cuero tiene los controles de velocidad crucero, del equipo de audio y del teléfono.

NEUMÁTICOS Y FRENOS
Los aros de aleación tienen 19” de diámetro y las llantas son radiales 255/55R19. La llanta de repuesto es igual a las demás. Los frenos son de discos ventilados en las 4 ruedas y cuentan con el sistema ABS y EBD; también contribuyen con el sistema de control de estabilidad dinámico. El freno de mano es de accionamiento electrónico y también cuenta con el sistema de asistencia de frenado de emergencia y distribución electrónica de fuerza de frenado.

El motor es un V6 de 2,995 cc que produce una potencia de 340 hp con un torque de 45.9 kg.m.

Línea roja, por favor no modificar

SUSPENSIÓN Y SEGURIDAD
La suspensión es independiente en las 4 ruedas y de accionamiento neumático. No hay resorte, lo cual permite regular a voluntad la altura de la misma.

El vehículo cuenta con seis airbags: frontales, de cortina y de tórax. Tiene además cabezales y cinturones de 3 puntos en todos los asientos, dirección eléctrica que se endurece al incrementar la velocidad, control dinámico de estabilidad, control de tracción y asistencia de frenado en emergencia; distribución electrónica de fuerza de frenado y anclaje Isofix en los asientos traseros.

Discovery ofrece diversos modos de manejo en un sistema de tracción que nos permite atravesar cualquier terreno sin esfuerzo.

Línea roja, por favor no modificar

EL INTERIOR
El interior de la Discovery SE es propio de un vehículo premium: sobrio y de muy buen acabado. Los asientos están tapizados en cuero perforado; los delanteros son de butaca, multirregulables, incluido el ajuste lumbar. La segunda fila de asientos tiene espaldares reclinables y toda la fila se puede correr hacia adelante o hacia atrás, mientras que la tercera fila es también abatible para permitir una mayor carga. Cada fila de asientos tiene toma USB.

El timón está forrado en cuero y es regulable en altura y profundidad. El equipo de sonido de alta fidelidad tiene 10 parlantes. En la pantalla táctil de 10” se controla el sistema de navegación con el mapa de Perú y cuenta con sistema Bluetooth, que maneja audio y teléfono. En la pantalla también está la cámara de retroceso, pues los sensores de parqueo se ubican en el parachoques delantero.

En el interior se aprecian muchos lugares de almacenamiento; las puertas cobijan bebidas y paquetes adicionales. En el tablero, la guantera es de doble fondo con organizador. En la consola hay varios lugares para poner objetos de diversos tamaños, además de espacio para dos botellas de bebida.

La llave es electrónica, no es necesario sacarla del bolsillo para entrar y arrancar el vehículo; también controla la apertura del portón posterior.

EL MANEJO
Lo que más me llamo la atención de la Discovery SE fue la suspensión de aire, que transmite mucho menos las irregularidades del camino a sus ocupantes que una suspensión de resortes. Los 340 caballos del motor, con el tremendo torque y la caja de 8 velocidades que produce muy poca caída de revoluciones entre cambios, mueve con bastante agilidad a este vehículo de 2,223 kg de peso, permitiendo una aceleración de 0 a 100 km/h en 7.1”, más propia de un vehículo deportivo, y una velocidad punta declarada de 215 km/h, bastante alta para una SUV grande.

Como era de esperarse, los frenos y la suspensión están a la altura de esta potencia para brindar un manejo deportivo y seguro. Por otro lado, a pesar de ser un vehículo premium con alto nivel de acabados y mucha comodidad, no ha perdido su condición off-road. En la consola hay una perilla que permite escoger el tipo de tracción más aparente al terreno en el que uno se va a desplazar, ya sea nieve, barro, arena, rocas o gran pendiente. En esta última posición, el vehículo conecta la caja reductora (más fuerza que velocidad) e incrementa la altura máxima al piso de manera automática.

CONCLUSIÓN
La Land Rover Discovery SE es una opción muy interesante para quien necesita una SUV con los acabados y equipamiento propios de un vehículo premium, pero que no renuncia a la posibilidad de hacer recorridos sobre carreteras muy malas o incluso fuera de ellas, como en el caso de los pescadores, los cazadores y los campistas.

Seguir leyendo

Regresar

TAMBIÉN EXPLORAR Conoce otras publicaciones de Prensa del Motor

GUÍA TOYOTA

Guía de carreteras y turismo más completa y actualizada del Perú.

/Guía Toyota

TRANSPORTE TOTAL

Periódico mensual con toda la información de vehículos comerciales.

/Transportetotal

NUEVO

N°257
Abril 2019